Fiscalía turca ordena detención de dos altos cargos saudíes por asesinato de Khashoggi

  • La Fiscalía señaló que hay una “fuerte sospecha” de que los hombres participaron en la planificación del crimen y consideró que “las autoridades saudíes no tomarán medidas formales contra esos individuos”.

Deutsche Welle.- La Fiscalía de Estambul dictó este miércoles (05.12.2018) una orden de arresto contra dos altos cargos saudíes por su presunta vinculación con el asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi, informó la televisión pública turca TRT.

Los acusados, el general Ahmed al Asiri, subdirector de Inteligencia; y Saud al Qahtani, asesor de la corte real, son supuestamente próximos al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán,

La Fiscalía concluyó que existe una “fuerte sospecha” de que al Qahtani y al Asiri, quienes fueron destituidos de sus cargos en octubre, se encontraban entre los planificadores del asesinato de Khashoggi el 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul.

“La medida de la Fiscalía de emitir órdenes de arresto para al Asiri y al Qahtani refleja la opinión de que las autoridades saudíes no tomarán medidas formales contra esos individuos”, dijo uno de los funcionarios turcos.

Al Qahtani entre los sancionados por EE.UU.

El Gobierno de Estados Unidos impuso en noviembre sanciones a al Qahtani, al que acusa de formar “parte de la planificación y ejecución de la operación que condujo al asesinato de Khashoggi”, un periodista saudí crítico con la monarquía que vivía exiliado en Estados Unidos desde el año pasado.

Al Asiri, sin embargo, no se halla en la lista de las 17 personas sancionadas por Washington.

Un equipo de 15 agentes saudíes, supuestamente enviado por Qahtani, asesinó a Khashoggi el pasado 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul, al que acudió para recoger unos documentos que le permitieran casarse con su prometida turca.

Riad ha admitido el homicidio, pero no ha aclarado qué ocurrió con el cadáver.

La Fiscalía turca ha declarado tener pruebas de que Khashoggi fue asfixiado y su cuerpo después descuartizado, pero no ha dado con una pista que permita localizar los restos.

rrr (efe/afp/reuters/ap)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *