“El juego del calamar”, la serie surcoreana de la que todos hablan

“El juego del calamar” (o Squid Game) es la producción de Netflix más exitosa de todos los tiempos. Entre los fanáticos de al menos 90 países el denominado "desafío del panal" se ha vuelto especialmente popular.

 

default
 

Sacar las figuras con mucho cuidado

En el "desafío del panal" (o "Honeycomb Challenge", en inglés), los participantes tienen que sacar la figura del interior de una galleta tradicional coreana, la dalgona, con una delgada aguja o lamiéndola sin romperla. El Café Brown Butter de Singapur organizó un "desafío del panal" para sus clientes. Si se siguieran las reglas de la serie, la mujer (a la derecha) estaría ahora muerta.

 

default
 

El regreso de un dulce callejero

Jung Jung-soon (derecha) y su marido Lim Chang-joo (izquierda) preparan dalgona en su puesto callejero de Seúl. Fueron contratados durante la producción de la serie para hacer las galletas, también llamadas ppopgi, en el set de grabación. Tras el sorprendente éxito de la serie, los clientes ahora hacen colas para comprarlas. Las ventas de los ambulantes se han duplicado.

 

default
 

Azúcar, polvo de hornear y listo

Desde que se estrenó la serie, las búsquedas de recetas de dalgona en Google se han multiplicado. En las redes sociales, miles de usuarios aparecen probando la receta. Son muy fáciles de hacer: se calienta el azúcar hasta que se caramelice, se agrega una pizca de polvo de hornear, se remueve, se extiende la mezcla en un molde, se crea la figura y listo.

 

default
 

"Desafío del panal" en Abu Dhabi

No es casualidad que la serie de mayor éxito en la actualidad sea de Corea del Sur. Desde finales de la década de 1990, el Gobierno de Seúl ha promovido las exportaciones culturales. El Centro Cultural Coreano de Abu Dhabi también organizó un "desafío del panal". Recientemente, el país ha producido éxitos internacionales como la banda juvenil BTS y la película ganadora del Oscar “Parásitos”.

 

default
 

Luz roja, luz verde

Netflix se las arregla sin el postre en una campaña promocional en Filipinas: cualquiera que visite el centro comercial Robinsons Galleria Ortigas en la capital, Manila, verá la muñeca robot del juego "Luz roja, luz verde". La figura de tres metros de altura advierte a los peatones que no crucen la calle cuando el semáforo está en rojo.

 

default
 

¿Por la cabeza del calamar?

Padre e hija juegan “El juego del calamar” en una figura en el piso en Goyang, Corea del Sur. Mientras el papá, como atacante, intenta llegar a la cabeza del calamar, su hija trata de impedírselo. El último juego de la serie es también un juego clásico infantil de Corea del Sur y vuelve a gozar de una creciente popularidad entre grandes y pequeños.

 

Copyright© 2019 Sizart Todos los derechos reservados.